¡ATENCIÓN!

ALLER El significado de los síntomas
ATENCIÓN:
TODAVÍA PLAZAS LIBRES:
CURSO "Historias de vida y repeticiones"
por Michèlle Glorieux
20, 21 y 22 de Marzo de 2015, MADRID
Infórmate aquí
Inscripciones:
info@descodificacionbiologica.es o llamar: 934127100 / 636294629
(más eventos en nuestra agenda, en la parte inferior)

dilluns, 23 març de 2015

"La Biodescodificación puede destapar potencialidades desconocidas para nosotros" (Entrevista a Mariola Jiménez Ruiz)


Mariola Jiménez Ruiz es Acompañante Terapeuta en Descodificación Biológica Original, aunque su especialidad también cabe buscarla en el REiki y el yoga y la meditación. Su perfil profesional es impecable, aunque lo que más me atrae de ella son sus palabras, su forma de comunicar Biodescodificación de una forma estructurada, analítica y entendible, a la vez que pasional. En la Escuela de Descodificación Biológica Original nos sentimos felices de conocer a personas de talento y que gusten tanto de compartir su experiencia y su conocimiento, ¡tenemos mucha suerte!.
Aquí os dejo con las sabias palabras de Mariola acerca del universo de la Biodescodificación.

¿Cómo llegas a conocer la terapia de Descodificación Biológica Original (DBO) o Biodescodificación?
Mi formación en otras disciplinas y mi observación de cómo evolucionaban los síntomas físicos cuando se solucionaban problemas emocionales me hacía pensar que debía de haber un vínculo que fuera más allá en la relación del  estrés con la aparición de determinados síntomas. En esa época, mi maestra de Reiki me invitó a que fuera con ella a una charla sobre Biodescodificación, y allí encontré la respuesta que estaba buscando.

"Mi maestra de Reiki me invitó a que fuera con ella a una charla sobre Biodescodificación, y allí encontré la respuesta que estaba buscando."


¿Cómo explicarías la DBO a alguien que no sabe nada sobre el tema?
Le explicaría que su cuerpo habla. Y que con una técnica sencilla podemos entender lo que nos dice. Y que cuando entendemos la necesidad que está expresando y somos capaces de aportar la solución que se necesita, el síntoma no tiene necesidad de aparecer.

Le explicaría que su síntoma nos va a informar de aquellos momentos dolorosos de su vida que se han quedado bloqueados, aguardando una solución que todavía se espera, aunque incluso  no seamos conscientes de ello, y que si desactivamos ese bloqueo, el síntoma no tiene necesidad de expresarse, ya que  el síntoma es una respuesta a una necesidad biológica no satisfecha.

Le explicaría también que la enfermedad en realidad es una solución y no un problema, y que si aprendemos a escuchar lo que nos dice propiciaremos nuestro restablecimiento, y además destaparemos nuevas potencialidades desconocidas hasta entonces por nosotros. Añadiría  que la Biodescodificación es muy útil como herramienta de prevención.

"La Biodescodificación también es muy útil como herramienta de prevención"


¿Realmente el cuerpo nos habla?
Sí, con un lenguaje sencillo. Lo que hay que aprender es el código de la enfermedad.
Una profesora me dijo un día que la magia se hace con trucos. El truco de la enfermedad está en aprender a descifrar lo que nos dice el síntoma. Y ¿cómo llegamos a eso? Sabiendo que lo que importa  es el sentido que le hemos dado a la experiencia que hemos vivido. Es este sentido unido a la intensidad dramática, el que va a poner en marcha a la  biología para desencadenar un síntoma u otro.

Pongo un ejemplo:  una fábrica hace un ERE y despide a 200 trabajadores. Entre ellos vamos a seleccionar a tres: uno con una descalcificación ósea, otro con un tumor en el hígado y otro que ha sufrido un  infarto. En el caso del primero, el sentido que le ha dado a la experiencia de ser despedido es la de sentirse  profundamente desvalorizado, en el del tumor de hígado nos habla de su miedo a carecer, y en el del infarto la vivencia ha sido sentida como una pérdida de territorio. 

El síntoma refleja entonces nuestra lectura de lo ocurrido...
Nos habla. Nos da la pista para encontrar el conflicto en el que vive la persona para sacarlo a la luz, reconocer y expresar el sufrimiento que no fue expresado, y que está en el origen del conflicto, aportar el recurso necesario y orientar a la persona sobre el nuevo valor.
Incluso en los casos para los que la DBO todavía no tiene respuesta,  hay un principio de búsqueda, se trata de buscar y buscar, y encontrar la coherencia en la persona..

"Quiero curarme, no me interesa lo que signifique mi enfermedad", ¿Qué responderías a eso?
Me parece normal. Hay que entender que, en general, pensamos que los síntomas físicos no están relacionadas con el sentido que le damos a nuestras vivencias. Una cosa es la mente y otra el cuerpo.... Además, el que está enfermo sufre y  tiene necesidad de curarse y  dependiendo de la gravedad, el miedo puede influir significativamente en su estado. Sin embargo, la persona que viene a una consulta de DBO tiene que saber que la herramienta con la que vamos a trabajar es ella misma. De forma que es necesario que esté interesada en lo que significa su enfermedad, porque es justo ahí dónde se esconde la llave del tesoro. Yo le animaría a probar la terapia, y en función de la experiencia, que sacara sus propias conclusiones.
Aunque el conocimiento es cada vez mayor, la Biodescodificación es una pequeña-gran desconocida, ¿falta más pedagogía?
Sí, absolutamente.  Espero que en algún momento entre todos consigamos que la visión del ser humano y de la salud  que propone la DBO (junto con otras visiones terapéuticas y del mundo), se enseñe en los colegios y pueda acompañar a la persona en su desarrollo desde la niñez hasta la edad adulta, en todos sus procesos de formación y crecimiento.

Más allá de la recuperación y de la mejora del estado de salud, lo que para mí es realmente importante en la DBO  es el cambio radical que propone en su  visión del individuo y de la enfermedad.

Por una parte, el síntoma deja de ser un enemigo a combatir, para convertirse en un aliado y por otra parte, propone buscar los recursos para nuestra recuperación en nosotros mismos. En el trabajo terapéutico vamos a activar los recursos que ya están en nuestro interior, pero a los que no sabemos cómo acceder. Desde ahí construimos una nueva pauta de entendimiento y de relación con nuestro ser, a todos los niveles, que nos van a dar el aviso cuando algo no esté  funcionando, para que "chequeemos" cuando sea necesario. Esto  cambia completamente la relación con uno mismo.  Ser más conscientes y participativos con nuestra propia salud y con nuestra propia vida.

"En Biodescodificación, el síntoma ya no es nuestro enemigo, es un aliado"


¿Has experimentado la DBO como paciente? ¿qué has sentido? ¿te ha ayudado?
Sí, la he experimentado y la experimento. He sentido que es una forma sencilla y lógica de tratar mis cuestiones de salud, y me ha ayudado tanto en problemas físicos como en mis dificultades la hora de gestionar los problemas del día a día.

¿Qué perfil crees que ha de tener alguien que quiera formarse como terapeuta en DBO?
Creo que las mismas que para ser terapeuta en cualquier otra disciplina. Capacidad de escucha, de acoger el sufrimiento del otro con naturalidad, paciencia para respetar su ritmo y acompañarle. Entender que el camino lo hace la persona, quién acude a la terapia. Nosotros estamos ahí para guiarle porque ya lo hemos caminado antes y lo conocemos.... Y lo que para mí es muy importante, la intención de que la persona  encuentre los recursos en sí misma para que los pueda aplicar de forma autónoma.


¿Te ha impresionado especialmente algún caso de un paciente que haya utilizado la DBO y que esta le haya ayudado?
Sí, el primero que traté. Cuando la apliqué por primera vez y vi los resultados. Era una persona que padecía de vértigos. Fue un restablecimiento muy rápido y realmente me impresionó.

¿Sientes que conoces mejor al ser humano y su biología después de formarte en Biodescodificación?
Siento que la DBO me ha proporcionado una visión del ser humano en la que la enfermedad por fin se entiende como una aliada que nos enseña hasta que punto nuestras decisiones encuentran su representación biológica. Una conexión, por fin, asequible para cualquier persona que busca entender la relación cuerpo- mente -corazón.

¡Un aprendizaje que nunca termina!
Claro. Y espero seguir aprendiendo más y más.

Muchas gracias por tus palabras Mariola, en nombre de la Escuela de Descodificación Biológica Original.



dimarts, 17 març de 2015

LA LLAVE LA TIENES TÚ


La solución pasa, en la mayoría de ocasiones, por aprender a mirarnos a nosotros mismos.

Hay un nivel de intimidad que debemos aprender a concedernos. Yo y yo mismo. Concedernos el tiempo y el medio adecuado (escribir lo que pensamos, pasear por algún lugar donde nunca hemos ido, detener el coche, parar el motor y escuchar) para establecer una relación de intimidad con nosotros. Solo de esta manera, empezamos a aprender a escucharnos. Siempre tenemos cosas que decir, y siempre, nuestra verdadera esencia, nuestra motivación, nuestros miedos y nuestras ansiedades, salen a la luz si les concedemos el espacio y el tiempo adecuados. El relato de nuestra vida debe detenerse, para que así podamos atender a las notas a pie de página, a la vida que existe debajo de nuestra vida.

En mi experiencia, muchos de mis pacientes me expresan su sensación de vivir encarcelados, sin posibilidad de salir de una vida que parece que ya esté escrita, sin opción a ser libres y a decidir según sus sentimientos más auténticos. Se sienten en una cárcel. Necesitan una llave que les permita escapar de todo ello. No busques más esa llaves. La tienes tú. Siempre la has tenido. Aprende a utilizarla.

¿QUIERES MEJORAR TU VOZ? NO LA JUZGUES


Que la voz humana es un instrumento minusvalorado es algo indudable. A la vez que el síntoma, la enfermedad, es un lenguaje del cuerpo que nos habla de conflictos del pasado que nos mantienen bloqueados, de necesidades interiores que no han sido satisfechas, la voz es otro canal de comunicación.

¿Qué podemos transmitir con nuestra voz?
¿Qué vemos cuando escuchamos nuestra voz "hacia dentro"?


Me resulta fascinante el acercamiento de Daniel Prieto, creador de artes escénicas, pedagogo, a la voz. Una de las cosas que más me impresiona es su empeño en que no juzguemos la forma que tenemos de hablar. Muchas personas acuden a sus formaciones con el deseo de "mejorar su voz", y él aclara que si quieres mejorar tu voz, significa que la estás juzgando, y eso es precisamente lo que no has de hacer. Así, libres de juicios, podemos aprender a valorar nuestra voz no en términos cualitativos, sino como herramienta para ayudarnos a avanzar, a superar barreras e inseguridades.

Mirarnos hacia dentro desde otra perspectiva, aprender a servirnos de un instrumento que todos poseemos, y que nos hace distintos, auténticos. Muchas ganas de escuchar lo que Daniel Prieto tiene que decirnos al respecto de La Voz Humana, a partir de este viernes en Barcelona.




dimarts, 10 març de 2015

LA GESTIÓN DE NUESTRA MEMORIA EMOCIONAL DE LA INFANCIA


Somos nuestra forma de ser, nuestras reacciones y nuestras heridas emocionales.

Y estamos tan apegados al presente, y quizás, tan angustiados por el futuro, que no nos detenemos a buscar el origen de ciertos comportamientos de esta forma de ser, que nos han condicionado toda nuestra vida. Reacciones, heridas, muros que nos levantamos en determinadas situaciones, que hemos ido repitiendo desde nuestra infancia. Conocer el origen de estas marcas de nuestra personalidad, nos puede ayudar a liberarnos de estas, y nos puede acercar un poco más, a nuestro Verdadero Yo, nuestra única y genuina forma de estar en el mundo.

Inconscientemente, en la vida adulta, repetimos aquello que ha logrado atraer la atención de nuestros padres y por lo tanto aquello que nos ha ayudado a sobrevivir


La terapeuta francesa Michèlle Glorieux (muy recomendable su próximo curso sobre memoria emocional e historias de infancia en Madrid)  nos habla de algunos de estos comportamientos como repeticiones de comportamientos de la infancia, y están en relación con las primeras vivencias e infancia temprana de la persona. Inconscientemente, en la vida adulta, repetimos aquello que ha logrado atraer la atención de nuestros padres y por lo tanto aquello que nos ha ayudado a sobrevivir. Nuestros comportamientos más relacionados con nuestra condición de mamíferos que, desde la concepción, luchan por sobrevivir. ¿Y cómo sobrevive un bebé, un niño? Haciendo aquello que le va a permitir seguir contando con la protección de sus padres.

La memoria emocional condiciona nuestra personalidad, y puede ser origen de distintos síntomas o conductas problemáticas. 



El bebé, mucho antes que pueda articular una palabra, aprende que una sonrisa provoca determinada reacción en su madre, aprende a adaptarse, superando los gestos reflejos de la primera semana de vida. En esta primera infancia, acumulamos memorias emocionales, imágenes mentales originadas en comportamientos causa / efecto que nos han permitido sobrevivir, mucho antes que se active nuestro cerebro humano (a partir de los 2 o 3 años, y en continua evolución hasta los 20-25). Esta memoria emocional condiciona nuestra personalidad, y puede ser origen de distintos síntomas o conductas problemáticas.

La gestión de nuestra memoria emocional pasa por reconocer al niño que yace en nuestro interior, a buscar qué parte de esta memoria nos está impidiendo ser libres y dueños de nuestro destino.

dilluns, 9 març de 2015

TERAPEUTA EN BIODESCODIFICACIÓN: FORMACIÓN ANUAL EN BARCELONA Y MADRID

La Escuela de Descodificación Biológica Original ya dispone del calendario de los próximos cursos de Terapeuta en Biodescodificación, tanto en Barcelona como en Madrid.

El equipo de formadores profesionales de Ángeles Wolder Helling vuelve a poner a disposición de sus alumnos su metodología teórico práctica en Descodificación Biológica Original, la formación anual en la materia de mayor prestigio en España.

Formación de Terapeuta en DBO en Barcelona:


Formación de Terapeuta en DBO en Madrid:



dimecres, 4 març de 2015

BIODESCODIFICACIÓN Y EDUCACIÓN EMOCIONAL


Recientemente pude entrevistar a Beatriz García, especialista entre muchas otras cosas, en Biorresonancia Médica, Medicina Ortomolecular y estudiante de Descodificación Biológica original o Biodescodificación.

Me gustó su forma clara y sencilla de expresar conceptos referentes a su experiencia con la Biodescodificación; en especial, he retenido un comentario que hizo con respecto a la educación:
"Creo que la Descodificación Biológica Original se debería impartir en los colegios, dentro de una asignatura como "Conocimiento Interior", para que los niños empezaran a comprender desde pequeños, la importancia que tienen las emociones y el impacto que ocasionan en nuestro cuerpo físico". 

Si estamos medianamente informados de las principales corrientes educativas que se dan en muchas escuelas, sabremos de la importancia que se le está dando, por fin, a la parte emocional del niño. El trabajo de las emociones, la gestión de estas con uno mismo y en relación a los demás. Enseguida podemos trazar un paralelismo entre estas corrientes y la Biodescodificación, por cuanto esta terapia nos habla de emociones. Mucho más que de enfermedades. Biodescodificar es extraer la emoción profunda que ha ocasionado que nuestro cuerpo se manifestara de una forma concreta. Qué nos hirió, qué nos afectó. El origen emocional de la enfermedad. Biodescodificación es educación emocional, en suma. Por ello entiendo perfectamente que Beatriz reivindique esta terapia como materia de estudio en las escuelas.

Se trataría pues, de aceptar la enfermedad de un modo distinto, y cuanto más pronto se produzca esto en la vida, mejor. Como añade Beatriz: "Ya no miras a la enfermedad como una mala jugada del destino, sino como una oportunidad que te muestra tu cuerpo para saber que hay conflictos sin resolver, y empezar a poner los medios necesarios para resolverlos". Educarnos emocionalmente en suma, es también prevenirnos para saber gestionar esas llamadas "jugadas del destino". Aprender a conocer nuestras emociones cuanto antes, desde niños. 




dilluns, 2 març de 2015

INFOGRAFÍA: LA VOZ HUMANA

¿Puede algo como nuestra propia voz ayudarnos a mejorar nuestra vida? Esa es una de las preguntas que tratará de contestar Daniel Prieto en su próximo taller en Barcelona, La Voz Humana. Algunas de las claves de lo que se desarrollará en este taller, las tenéis en esta interesante infografía: