¡ATENCIÓN!

ALLER El significado de los síntomas
Quieres ser terapeuta en Biodescodificación?
Consulta nuestro calendario de Formación 2015-16 aquí

TODAVÍA PLAZAS LIBRES:
CURSO "Historias de vida y repeticiones"
por Michèlle Glorieux
15, 16 y 17 de Mayo, BARCELONA
Infórmate aquí
Inscripciones:
info@descodificacionbiologica.es o llamar: 934127100 / 636294629
(más eventos en nuestra agenda, en la parte inferior)

dijous, 16 abril de 2015

BIODESCODIFICACIÓN Y SOBREPESO por Marta Menéndez (I)

Detrás del sobrepeso y la obesidad, como sabemos, hay mucho más que el simple acto de comer de una forma determinada. Marta Menéndez es especialista en aplicar la terapia de Descodificación Biológica Original o Biodescodificación a los trastornos alimentarios, y no he perdido la ocasión de que algunas de las claves de su trabajo queden reflejadas en este blog; las iré publicando en los próximos días. Para empezar ¿qué conflictos cree Marta Menéndez que se esconden detrás del sobrepeso y la obesidad?

"Los conflictos más comunes, yo diría que son el "abandono” y la necesidad inconsciente de “resistir y sostenerse” en la vida, no solo resistir para con uno mismo, sino también para sus seres queridos. Este segundo conflicto lo he detectado más en mujeres que en hombres.

La mujer lleva inscrita en su biología el concepto de protección, y este se puede desarrollar ante cualquier acontecimiento propio, o por identificación con alguien cercano a quien procesa afecto. Esto, como nos enseña la Biodescodificación, nos lleva a que si nosotras mismas no somos capaces de encontrar la solución fuera, nuestra biología la hace dentro.

"Nuestra biología decide "almacenar reservas" para poder garantizar nuestra supervivencia"


Por estos motivos de abandono o de necesidad de resistir, nuestra biología ante el continuo estrés que estas sensaciones nos generan, y el lógico estado de peligro si este estrés persiste, decide “almacenar reservas” para poder así garantizar nuestra supervivencia, y poder cubrir en un futuro la necesidad de estar con reservas suficientes para afrontar ese abandono o poder resistir.

En otras ocasiones el conflicto que origina el trastorno alimentario proviene de las conexiones que hace nuestro inconsciente siendo bebes. Si un bebé llora, la mamá le da el biberón y el bebe se suele calmar.  Ahí establecemos la conexión de que la ansiedad se calma con la comida y esa conexión perdurara hasta que la modifiquemos de alguna manera".

dilluns, 13 abril de 2015

BIODESCODIFICACIÓN Y SOBREPESO: ELIMINAR LO NEGATIVO DE LA PALABRA "COMER"


El cuerpo responde y reacciona según nuestras necesidades. El cuerpo percibe lo que nos falta, e intenta suplirlo.

En Biodescodificación, cuando hablamos de problemas de sobrepeso o trastornos alimentarios, observamos que el cuerpo, ante determinados conflictos dramáticos vividos por el paciente, internos o externos, puede reaccionar acumulando grasa y reteniendo líquidos. Es por ello que trabajamos para desactivar el conflicto que sufrió el paciente, y que todavía perdura en el inconsciente, para así soltar esa necesidad que tiene el cuerpo de acumular grasas. Escuchar al paciente (por supuesto, como digo siempre, Biodescodificación es escuchar), y buscar con él ese momento en el que el cuerpo empezó a acumular kilos como reacción a algún conflicto dramático al que se vio sometida la persona. Hay una causa, hay un efecto, único en cada persona. No hablamos de teorías aplicables a todos. Encontrando ese momento, empezamos a desactivar la necesidad.

 "la carga tremenda que le ponemos a la palabra dieta"


Luego encontramos los comportamientos que nos bloquean, y que nos impiden llevar una dieta saludable, o adecuada para nuestra persona; la inseguridad, la ansiedad, la carga tremenda que le ponemos a la palabra "dieta", que nos castiga y nos empequeñece, bloqueos que no hacen sino aumentar la necesidad de comer y el riesgo de adquirir trastornos alimentarios.

La Descodificación Biológica Original o Biodescodificación, sencillamente, intenta devolverle al alimento, a la palabra "comer", su carga positiva. Liberarnos de angustias, de los conflictos que nos produce no vernos como querríamos vernos, y entendiendo también cuándo y por qué nuestro cuerpo empezó a acumular grasa y peso, y qué necesidad biológica intentaba este colmar. Entender y liberar. Y reorientar el concepto de alimento, de comer, de alimentación, hacia terrenos positivos. Alimentarse es algo bueno, alimentarse es crecer, es placer, y es una maravillosa forma de relacionarse con el mundo.

dilluns, 6 abril de 2015

BIODESCODIFICACIÓN: SENTIR PARA PODER EVOLUCIONAR

"Todo nuestro conocimiento proviene de las sensaciones" (Leonardo Da Vinci)


Cuando una persona vive una situación de bioshock (este término en Biodescodificación se refiere a una situación dramática, inesperada, que no tiene solución ni expresión) que le impacta, sufre un momento de desconexión, al mismo tiempo que su cuerpo guarda las sensaciones corporales y registra a través de los sentidos todo lo que hay en el espacio. 

El ser humano cuenta con un mecanismo autónomo de regulación emocional, lo que le permite que progresivamente y después del impacto inicial del bioshock, la persona vuelva a su vida normal. Al principio, el recuerdo del shock le persigue, y las sensaciones y emociones le desbordan, pero meses o días después de de ese shock inicial (ruptura, separación, muerte, accidente, despido, etc.), y según la gestión interna que se da en cada uno de nosotros, la persona pierde el recuerdo emocional y puede volver a sentir bienestar. 

Hay situaciones en las que esta regulación no se consigue, y el sujeto continua bloqueado en el malestar. Por lo general, estos bloqueos son los que se encuentran en la base de nuestras dificultades, y que vuelven a aparecer ante la presencia de raíles emocionales y/o sensoriales.
Cuando hablamos de dificultades nos referimos sobre todo a lo que aleja a la persona de su felicidad y bienestar, como son los bloqueos existenciales (limitaciones constantes en la vida), los comportamientos inadaptados (dependencias, adicciones, obsesiones, actitudes depresivas...), También la falta de autoestima, las desvalorizaciones, los fracasos, la ausencia o mala calidad de comunicación, la infelicidad y a la infinitud de miedos posibles que bloquean la vida de las personas. 

"Diferenciemos aquellos miedos que nos permiten sobrevivir, de los que limitan y controlan nuestra existencia"


De estos miedos, algunos son racionales y tienen su razón de ser, ya que permiten la supervivencia. Otros  controlan la vida de la persona y la limitan, como son los miedos a volar, a conducir, a hablar en público, a algún animal, a los gérmenes, a la gente, a la soledad, la oscuridad, la luz, … una lista que en definitiva, podría ser infinita. 

Ante una vivencia emocional chocante, la consciencia procesa menos información  que el inconsciente, y es mucho más lenta. Ante dicha vivencia dramática, la información con carga emocional se reprime en el inconsciente, y el cuerpo, a nivel celular, registra una serie de sensaciones, por eso decimos que el cuerpo nunca miente. Toda la información está en nuestro cuerpo. Una emoción se manifiesta en el cuerpo mediante un conjunto de sensaciones físicas concretas: nudo en la garganta, el corazón en un puño, sudor, frío, calor, escalofríos, tensión, respiración alterada, corazón que palpita fuerte o corazón desbocado entre otras. Cuando revivimos el recuerdo que está acompañado de una emoción sin mediar intervención voluntaria, reaparecen las sensaciones corporales.

"Para alejarnos de lo que nos hace daño, aprendemos a pensar más y sentir menos. A no escuchar lo que sentimos, a racionalizarlo para apartarnos de ello"


Un comportamiento “humano” es alejarse de aquello que te hace daño y acercarse a lo que te da placer. Acercarse a algo que remueve nuestras sensaciones, y que se ha catalogado de malestar, provoca rechazo, y para evitarlo usamos auténticas estrategias de evitación como priorizar lo intelectual, dejando de lado las sensaciones, y llegando incluso a no darnos cuenta de que están. 

Es como si nos hubiéramos cortado, separado de nuestro cuerpo.  Estamos muy acostumbrados a pensar, mucho menos a sentir. Por eso nominalizamos las sensaciones colocándoles una etiqueta como “me siento fastidiado”, “estoy deprimido”, “me siento decepcionado” etc., lo que nos permite alejarnos de lo que sentimos en el cuerpo ante la situación dramática que ha ocurrido.

Las sociedades más racionales usan el alejamiento del cuerpo y de sus vivencias como un mecanismo de seguridad y protección. Es algo que personalmente vivo a diario en terapia de Biodescodificación: Hemos aprendido de manera empírica a separarnos de las emociones para no sufrir. Desde la infancia temprana se le enseña al niño a separarse de su cuerpo, por ejemplo cuando se le dice, "oh la mesa es mala y te ha golpeado". Se usan estrategias de distracción del dolor físico o moral, cortando al niño la posibilidad de expresar lo que está viviendo. Luego, en la vida adulta, usamos comportamientos que nos alejan de nuestro mundo interior como las respuestas estereotipadas, las bromas o la seriedad, las corazas o personajes que ocultan lo emocional y que solo muestran el miedo a sentir que hay detrás. La Biodescodificación propone una reacción frente a esta tendencia. Biodescodificación es enseñar a escuchar el cuerpo es acoger el dolor, vivirlo, sentirlo para poder evolucionar

"Utilizamos -ya desde niños- estrategias para distraernos del dolor moral o físico, cortando la posibilidad de expresar lo que estamos viviendo"


Usar estrategias de evitación es creer que las sensaciones son nocivas, perjudiciales, dañinas o perniciosas. Es ver en el cuerpo y sus mensajes a un adversario o un peligro. Es huir del punto donde algo puede empezar a solucionarse, y ese punto es el propio cuerpo.
Regular los bloqueos que producen las perturbaciones emocionales nos permitirá estar liberados de reacciones muchas veces nefastas e inadaptadas, y que dejan un malestar en el sujeto y en los que le acompañan. Necesitamos adquirir libertad y eficacia, que nos permita que actuemos con creatividad con comportamientos nuevos. Repetir es inadaptado. Viajar al interior de nuestro cuerpo, observar lo que sentimos y evacuarlo, nos facilitara una vida más plena.

"Biodescodificación es desactivar las memorias corporales no deseadas para recobrar todo nuestro potencial, ser más libres y dueños de nuestra vida"


La forma de regular los bloqueos y perturbaciones que propone la Descodificación Biológica Original o Biodescodificación es ir al encuentro de las sensaciones corporales registradas en el instante del choque biológico -bioshock- y permitirnos el vivirlas plenamente, para así descargarlas. Es desactivar las memorias corporales que están en la base de las memorias emocionales no deseadas y que se vuelven recurrentes con el objetivo de recobrar todo nuestro potencial, ser libres, dueños de nuestras reacciones y de nuestra vida. Es vivir el aquí y ahora, estar presentes.

Ahora propondría un pequeño ejercicio que todos podemos hacer, ¡es fácil!
Se trata de ver y observar una sensación corporal. A veces no sentimos las sensaciones porque a una parte nuestra le gustaría estar fuera de la sensación, como cuando uno siente ahogo, dolor o tristeza, Casi siempre, asociado a la aparición de una sensación, hacemos un gesto concreto, una respiración o colocamos un pensamiento para evitar estar en contacto con esa sensación. Te propongo visitar una historia dolorosa para ti. Deja que vengan las sensaciones corporales, acogelas, vívelas y dejalas que vayan transformándose por sí mismas. No hagas nada que las modifique. Vívelo y veras cuales son los cambios, si intentas hacerlo otra vez con la misma situación.


dimarts, 31 març de 2015

INFOGRAFÍA: TU ÉXITO


El éxito es un concepto esquivo y engañoso, por eso prefiero hablar de "Nuestro Éxito", o aquello que nos va a hacer sentirnos realizados, cercanos a nuestro centro, a nuestra forma auténtica de habitar el mundo. Tu éxito no es el de los demás. Es distinto y único.

Aquí os dejo una pequeña infografía con algunos ítems que podríamos tener en cuenta si queremos desarrollarnos a nivel personal para alcanzar nuestros objetivos. Naturalmente, todos podéis añadir o suprimir niveles, según vuestra necesidad, según vuestra forma de ser.

En tiempos difíciles como estos, necesitamos de motivos y "empujones". Necesitamos que nos cuiden con el don de la palabra y el cariño. Que confíen en nosotros y que nosotros avancemos confiados hacia nuestro éxito.

divendres, 27 març de 2015

ETAPAS DE ESTANCAMIENTO Y CONFUSIÓN

Cuántas veces sentimos que en un momento dado estamos en un callejón sin salida, en un camino ciego. Un drama familiar, un despido, una relación sentimental fallida puede conducirnos a esta sensación de ahogo, de fin.

La actitud en estos casos, es sentir que todo se estanca, que lo demás avanza y nosotros nos quedamos quietos, débiles y confusos. No es eso lo que ocurre en verdad. Hay que pensar que este estancamiento en verdad parte del proceso de sanación. Las etapas en las que nada parece conducirnos a mejorar nuestra situación son normales. Son necesarias.

No hay que temer el estancamiento porque es parte del camino


Siempre estamos a tiempo, siempre hay oportunidades. Es la amplitud de nuestra mirada la que las ve o no. Pensar que el estancamiento hace que estemos tirando nuestro tiempo, nuestra vida: eso es un error.

No desperdiciamos nada, ni el tiempo, ni las oportunidades. El avance es continuo. No hay que temer el estancamiento porque es parte del camino. No hay que sentir que todo lo tiramos por la borda porque, en la vida, todo se aprovecha.

En Biodescodificación, acostumbro a fijarme mucho en estos momentos de estancamiento, de desesperación, cuando el paciente parece no encontrar la clave, o el hilo por donde llegar a entender lo que le está ocurriendo. Son señales. El estancamiento suele ser señal de que algo está a punto de abrirse.  

dilluns, 23 març de 2015

"La Biodescodificación puede destapar potencialidades desconocidas para nosotros" (Entrevista a Mariola Jiménez Ruiz)


Mariola Jiménez Ruiz es Acompañante Terapeuta en Descodificación Biológica Original, aunque su especialidad también cabe buscarla en el REiki y el yoga y la meditación. Su perfil profesional es impecable, aunque lo que más me atrae de ella son sus palabras, su forma de comunicar Biodescodificación de una forma estructurada, analítica y entendible, a la vez que pasional. En la Escuela de Descodificación Biológica Original nos sentimos felices de conocer a personas de talento y que gusten tanto de compartir su experiencia y su conocimiento, ¡tenemos mucha suerte!.
Aquí os dejo con las sabias palabras de Mariola acerca del universo de la Biodescodificación.

¿Cómo llegas a conocer la terapia de Descodificación Biológica Original (DBO) o Biodescodificación?
Mi formación en otras disciplinas y mi observación de cómo evolucionaban los síntomas físicos cuando se solucionaban problemas emocionales me hacía pensar que debía de haber un vínculo que fuera más allá en la relación del  estrés con la aparición de determinados síntomas. En esa época, mi maestra de Reiki me invitó a que fuera con ella a una charla sobre Biodescodificación, y allí encontré la respuesta que estaba buscando.

"Mi maestra de Reiki me invitó a que fuera con ella a una charla sobre Biodescodificación, y allí encontré la respuesta que estaba buscando."


¿Cómo explicarías la DBO a alguien que no sabe nada sobre el tema?
Le explicaría que su cuerpo habla. Y que con una técnica sencilla podemos entender lo que nos dice. Y que cuando entendemos la necesidad que está expresando y somos capaces de aportar la solución que se necesita, el síntoma no tiene necesidad de aparecer.

Le explicaría que su síntoma nos va a informar de aquellos momentos dolorosos de su vida que se han quedado bloqueados, aguardando una solución que todavía se espera, aunque incluso  no seamos conscientes de ello, y que si desactivamos ese bloqueo, el síntoma no tiene necesidad de expresarse, ya que  el síntoma es una respuesta a una necesidad biológica no satisfecha.

Le explicaría también que la enfermedad en realidad es una solución y no un problema, y que si aprendemos a escuchar lo que nos dice propiciaremos nuestro restablecimiento, y además destaparemos nuevas potencialidades desconocidas hasta entonces por nosotros. Añadiría  que la Biodescodificación es muy útil como herramienta de prevención.

"La Biodescodificación también es muy útil como herramienta de prevención"


¿Realmente el cuerpo nos habla?
Sí, con un lenguaje sencillo. Lo que hay que aprender es el código de la enfermedad.
Una profesora me dijo un día que la magia se hace con trucos. El truco de la enfermedad está en aprender a descifrar lo que nos dice el síntoma. Y ¿cómo llegamos a eso? Sabiendo que lo que importa  es el sentido que le hemos dado a la experiencia que hemos vivido. Es este sentido unido a la intensidad dramática, el que va a poner en marcha a la  biología para desencadenar un síntoma u otro.

Pongo un ejemplo:  una fábrica hace un ERE y despide a 200 trabajadores. Entre ellos vamos a seleccionar a tres: uno con una descalcificación ósea, otro con un tumor en el hígado y otro que ha sufrido un  infarto. En el caso del primero, el sentido que le ha dado a la experiencia de ser despedido es la de sentirse  profundamente desvalorizado, en el del tumor de hígado nos habla de su miedo a carecer, y en el del infarto la vivencia ha sido sentida como una pérdida de territorio. 

El síntoma refleja entonces nuestra lectura de lo ocurrido...
Nos habla. Nos da la pista para encontrar el conflicto en el que vive la persona para sacarlo a la luz, reconocer y expresar el sufrimiento que no fue expresado, y que está en el origen del conflicto, aportar el recurso necesario y orientar a la persona sobre el nuevo valor.
Incluso en los casos para los que la DBO todavía no tiene respuesta,  hay un principio de búsqueda, se trata de buscar y buscar, y encontrar la coherencia en la persona..

"Quiero curarme, no me interesa lo que signifique mi enfermedad", ¿Qué responderías a eso?
Me parece normal. Hay que entender que, en general, pensamos que los síntomas físicos no están relacionadas con el sentido que le damos a nuestras vivencias. Una cosa es la mente y otra el cuerpo.... Además, el que está enfermo sufre y  tiene necesidad de curarse y  dependiendo de la gravedad, el miedo puede influir significativamente en su estado. Sin embargo, la persona que viene a una consulta de DBO tiene que saber que la herramienta con la que vamos a trabajar es ella misma. De forma que es necesario que esté interesada en lo que significa su enfermedad, porque es justo ahí dónde se esconde la llave del tesoro. Yo le animaría a probar la terapia, y en función de la experiencia, que sacara sus propias conclusiones.
Aunque el conocimiento es cada vez mayor, la Biodescodificación es una pequeña-gran desconocida, ¿falta más pedagogía?
Sí, absolutamente.  Espero que en algún momento entre todos consigamos que la visión del ser humano y de la salud  que propone la DBO (junto con otras visiones terapéuticas y del mundo), se enseñe en los colegios y pueda acompañar a la persona en su desarrollo desde la niñez hasta la edad adulta, en todos sus procesos de formación y crecimiento.

Más allá de la recuperación y de la mejora del estado de salud, lo que para mí es realmente importante en la DBO  es el cambio radical que propone en su  visión del individuo y de la enfermedad.

Por una parte, el síntoma deja de ser un enemigo a combatir, para convertirse en un aliado y por otra parte, propone buscar los recursos para nuestra recuperación en nosotros mismos. En el trabajo terapéutico vamos a activar los recursos que ya están en nuestro interior, pero a los que no sabemos cómo acceder. Desde ahí construimos una nueva pauta de entendimiento y de relación con nuestro ser, a todos los niveles, que nos van a dar el aviso cuando algo no esté  funcionando, para que "chequeemos" cuando sea necesario. Esto  cambia completamente la relación con uno mismo.  Ser más conscientes y participativos con nuestra propia salud y con nuestra propia vida.

"En Biodescodificación, el síntoma ya no es nuestro enemigo, es un aliado"


¿Has experimentado la DBO como paciente? ¿qué has sentido? ¿te ha ayudado?
Sí, la he experimentado y la experimento. He sentido que es una forma sencilla y lógica de tratar mis cuestiones de salud, y me ha ayudado tanto en problemas físicos como en mis dificultades la hora de gestionar los problemas del día a día.

¿Qué perfil crees que ha de tener alguien que quiera formarse como terapeuta en DBO?
Creo que las mismas que para ser terapeuta en cualquier otra disciplina. Capacidad de escucha, de acoger el sufrimiento del otro con naturalidad, paciencia para respetar su ritmo y acompañarle. Entender que el camino lo hace la persona, quién acude a la terapia. Nosotros estamos ahí para guiarle porque ya lo hemos caminado antes y lo conocemos.... Y lo que para mí es muy importante, la intención de que la persona  encuentre los recursos en sí misma para que los pueda aplicar de forma autónoma.


¿Te ha impresionado especialmente algún caso de un paciente que haya utilizado la DBO y que esta le haya ayudado?
Sí, el primero que traté. Cuando la apliqué por primera vez y vi los resultados. Era una persona que padecía de vértigos. Fue un restablecimiento muy rápido y realmente me impresionó.

¿Sientes que conoces mejor al ser humano y su biología después de formarte en Biodescodificación?
Siento que la DBO me ha proporcionado una visión del ser humano en la que la enfermedad por fin se entiende como una aliada que nos enseña hasta que punto nuestras decisiones encuentran su representación biológica. Una conexión, por fin, asequible para cualquier persona que busca entender la relación cuerpo- mente -corazón.

¡Un aprendizaje que nunca termina!
Claro. Y espero seguir aprendiendo más y más.

Muchas gracias por tus palabras Mariola, en nombre de la Escuela de Descodificación Biológica Original.



dimarts, 17 març de 2015

LA LLAVE LA TIENES TÚ


La solución pasa, en la mayoría de ocasiones, por aprender a mirarnos a nosotros mismos.

Hay un nivel de intimidad que debemos aprender a concedernos. Yo y yo mismo. Concedernos el tiempo y el medio adecuado (escribir lo que pensamos, pasear por algún lugar donde nunca hemos ido, detener el coche, parar el motor y escuchar) para establecer una relación de intimidad con nosotros. Solo de esta manera, empezamos a aprender a escucharnos. Siempre tenemos cosas que decir, y siempre, nuestra verdadera esencia, nuestra motivación, nuestros miedos y nuestras ansiedades, salen a la luz si les concedemos el espacio y el tiempo adecuados. El relato de nuestra vida debe detenerse, para que así podamos atender a las notas a pie de página, a la vida que existe debajo de nuestra vida.

En mi experiencia, muchos de mis pacientes me expresan su sensación de vivir encarcelados, sin posibilidad de salir de una vida que parece que ya esté escrita, sin opción a ser libres y a decidir según sus sentimientos más auténticos. Se sienten en una cárcel. Necesitan una llave que les permita escapar de todo ello. No busques más esa llaves. La tienes tú. Siempre la has tenido. Aprende a utilizarla.